miércoles, 22 de diciembre de 2010

Avíos y abalorios



Hablando con los chicos del Opi sobre si los hombres desean ser admirados por las mujeres les espeté muy suelta de cuerpo y "a teclado corrido y compulsivo" que los hombres desean ser admirados por todas las mujeres.... la que aman y las que no aman... las que dicen que aman pero todos sabemos que no aman, las que aman pero no pasarán nunca de la categoría de amantes, las que no aman pero les importa 3 belines de su existencia pero si los admiran entonces al menos le caen simpáticas, las que dicen que los admiran para llenarles el ego porque la boludez femenina garpa pero simplemente porque lo que las mujeres quieren, según Sigmund, es un pene. 
En la tierna infancia y producto de la visión del sexo opuesto caen presas de la envidia del pene y encima se la agarran con la madre porque la culpan de que ella las hizo "imperfectas e incompletas".

De ahí viene esa insatisfacción femenina, es compulsa a la compra, esa imagen de mujer equeco con mil collares colgandole del cuello y manos llenas de anillos y pulseras... todos los avíos y abalorios imaginables émulos del pene que-no-tiene y como no lo tiene se lo "cuelga".

Mientras la comienza a mirar con asquito de rival a  la madre la niña le pide un pene al padre que como no se lo puede dar por el tema del incesto, la cultura y la horda primitiva y toda la parafernalia pone la mejor cara de boluda inspirada y se lo pide al marido (nota mental: no decir "gorrrr me das un pene, dale que si?")... el marido se lo da de a ratos pero a la mujer no le alcanza y entonces le pide un hijo y parece che que es donde la mujer se siente completa. Con un hijo. Pero por el simple hecho de que ese hijo, por medio de las ecuaciones simbólicas, ocupa el lugar de un pene.
Y así con otros hijitos una se va llenando de pequeños penes a su alrededor cual enanos de jardín en primavera, y una va una por la vida  pensando que está armando una familia preciosa. Pero no, parece que junto con los putos zapallitos nos estamos  dedicando a rellenar un calzoncillo talle XXL.


Jodete por Boluda si pensás que el gasista va a ser mas benevolente en su presupuesto cuando le tirás todo este chorro metapsicológico como respuesta al "pero señora, usted que quiere?" al pretender cobrarte 250 mangos por instalarte una cocina pedorra.


* Dedicado a los chicos del Opi que tan amablemente me destaparon la neurona a una idea que venía rondándome desde que saqué al gasista a empujones.

lunes, 6 de diciembre de 2010

plenitud... divino tesoro?





... y así ando, tratando de comprender por qué se dice que después de los 40 las mujeres estamos en la plenitud de la edad, porque al estar mediando la esa década estoy en condiciones de afirmar que:


Si te roban al menos no te violan.


Si sos parte de un grupo de rehenes, vas a ser de las primeras en ser liberada ya que con un ataque de histeria no te soportan ni los terroristas.


La gente ya no te considera hipocondríaca, ahora sí estás enferma y al menos te consolás pensando que tanta guita invertida en medicina prepaga va a rendir sus frutos.


Ya no tenés nada que aprender para el largo y difícil camino de la vida, porque tu vida no existe.


Cuando te tratan de madurita te sentís identificada con el punto compota.


Tus articulaciones pronostican el tiempo mejor que los meteorólogos.


Cada vez que te suena el celu te preguntás quien será con cara de sorpresa porque lo único que distinguís en esa pantallita pedorra pero de 80 millones de colores es nombre corto o nombre largo. 


Si haces una fiesta, tus vecinos ni se enteran.


La ropa que te compras ya no pasa de moda.


¿Cuándo fue que pasaste del tae-bo al pilates o el yoga?


No podés embocar el hilo adentro de esa aguja de mierda que tiene un ojito mínimo; pero como con la onda grunge estan todos descosidos no te importa demasiado.


Tu imágen de una noche de excesos es una napolitana entera con un porroncito de cerveza mientras mirás una peli empezada en la tele tirada en la cama cual ballena varada.


Estás tan contracturada que el karma a repetir en tu neurolinguística nocturna es: quiero estar tan dura por fuera como por dentro.


Tenés la procesadora en la alacena alta y seguís haciendo la ensalada de zanahorias con el rallador o con el pelapapas.


Cuando te dicen pero si estas diviiiiina vos pensas: si... estoy más divina vestida que en bolas.


Los pecados capitales han cambiado. La lujuria por la gula y la pereza mutó a insomnio.


Te olvidás de hasta donde tiene la primera el auto. Te queda en consuelo de afirmar que los secretos de tus amigos estan seguros porque no te acordás ni un ápice de lo que te confesaron en esos momentos de charlas íntimas.


Te sonrojaste cuando ese señor te dijo que sos una señora "suculenta" pero a los 30 seguramente le hubieras pegado un carterazo.


Tu dotación de neuronas activas llegó - por fin - a una cantidad manejable.


Podés vivir sin sexo pero no sin mucama.


A los 15 te angustiaba perder la virginidad, hoy hiperventilàs si perdes los anteojos.


La firmeza de la personalidad es inversamente proporcional a la firmeza del escote. El pudor a mostrar es el mismo, los motivos son totalmente diferentes.


No sabés si joderte por boluda, servirte otra copita de licor de huevo o irte a la cama porque siendo las 11 de la noche sos lo más parecido a una momia.

martes, 23 de noviembre de 2010

abrazada a un rencor





"He descubierto que casi todo lo escrito sobre el amor es verdad, Shakespeare dijo: "Los viajes terminan cuando los amantes se encuentran" ¡Ah, qué extraordinario pensamiento! Personalmente no he experimentado nada ni remotamente parecido pero estoy dispuesta a creer que Shakespeare sí.
Supongo que pienso en el amor más de lo que realmente debería. Me sorprende constantemente su poder para alterar y definir nuestras vidas.
Shakespeare también dijo: "El amor es ciego". Eso lo sé con certeza.
Para algunos, inexplicablemente el amor se desvanece.
Para otros, simplemente se pierde.
Aunque claro, el amor también se puede encontrar, aunque sea sólo para una noche.
Y luego hay otra clase de amor, el más cruel de todos, el que casi mata a sus víctimas, se llama amor no correspondido. En ése soy experta. Casi todas las historias de amor son de personas que se enamoran entre sí, pero ¿qué hay del resto de nosotros?

¿Qué pasa con las historias de los que nos enamoramos en soledad?
Somos las víctimas de un idilio no correspondido.
Somos los amados maldecidos. Somos los no amados."


Todo eso dijo la ex gorda  de la Winslet en una voz en off apenitas arranca la peli The Holllyday y vos ya te paraste  a buscar la caja de klleenex, porque los mocos te brotan como si fuesen petróleo en Nueva Delhi.


Te sentás a verlo al divino de Jud con esos ojos azules como el Mediterráneo y con un rol de hombre que no existe ni que lo hagan con proyectos de robótica. Porque acordate que los ingenieros que hacen robots son hombres por lo tanto no le van a poner un botonito de "sensibilidad" otro de "responsabilidad emocional" y por si las moscas uno extra de "no dedicarse a joder al otro".


Vos ibas por la vida tratando de esquivar - a modo de entrenamiento - la cacona del perro del vecino cuando ese sábado a la tardecita sonó el teléfono con un número irreconocible y así y todo atendiste. Aceptaste  un café y se te escapó un suspiro mientras te resonaba en la cóclea la pregunta matadora:  "hola.. soy Ruperto, ¿Cómo estás?"... pregunta de mierda si las hay para aparecer  luego de años.


El pajarito cantaba esa mañana de domingo y vos te jodías por boluda  porque estando en Pampa y la vía te despertaste abrazada a esa deglutida ilusión en vez de a aquel rumiado rencor.

domingo, 22 de agosto de 2010

El mundo es un pañuelo

Venías así como agotada y agitada. Decidiste tomarte esas vacaciones que tanto te debías, te importó todo 3 belines, te compraste un pasaje a Brasil y al grito de Vocé abusó te subiste a ese avión.


Ezeiza era lo que suele ser Ezeiza un jueves a las 5 AM. Lleno de ejecutivos con maletines, repletos de tecnología desbordante hasta por las orejas entre laptops y blackberrys ocultos tras sus rayban esperando que sus amantes lleguen a tiempo a tomar los vuelos posteriores. Señores de traje y corbata en pleno julio porteño con 3º C que llegan a San Pablo donde la temperatura promedio es de 25º, no es simple la vida del ejecutivo moderno, no señor!!

Vos, como sos persona elegante y porque además sos de esa generación que en navidad estrenaba equipo coqueto te vestiste divina. Y porque también sos de la generación que para viajar en avión no anda de jean rotosos, camiseta desteñida y zapas de lona ¡Que tanto, a cagar con la modernidad del grunge donde todo el mundo anda roñoso!,  Te pusiste un outfit (ahora se dice outfit, viste Mabel?) todo negro precioso, con pañuelo animal print al cuello, una serie de capitas de cebolla de ropita variada toda encimadita y zapatitos de animal print “al tono”. Te faltaban las rosas rococó rosadas y eras tan patética como Mirta Legrand en el Provincial en enero. Te acordaste de que ese programa trae suerte cuando se largó a llover como la putamadre y en Ezeiza demoraron el vuelo porque a ese paso se te partía el avión de un rayo. Eso si tu maledetta suerte se mantenía como hasta ahora (otro día te cuento).

Te subiste a ese avión toda vestida de negro y animal print, con cara de culo, cagada de sueño, esperando que te den ese café espantoso y casi te infartás cuando el señor del asiento del otro lado del pasillo se ofreció a acomodarte la valija de mano en el portacosos de ahí arriba (el día que aprendas como se llama te morís muerta, mejor no aprendas). Ensayaste una vez más tu mejor cara de tarada agradecida y te escondiste atrás del diario.

A medida que iban subiendo hacia el trópico iba mejorando el clima. Ojo que adentro del avión también, y como vos tenés esa manía de las minas de ponerse mil boludeces una encima  de otra te fuiste sacando la ropa de a poco. Bueno… te fuiste sacando las capas superficiales de ropa hasta que te quedaste con una alegre y coqueta camisetita.

Feliz de vida te tomaste la coca cola y mirabas por la ventanilla las nubes pasar rogando que ese avión de mierda dejase de temblar y pusiera tu culo a salvo mientras te alienabas del mundo leyendo las instrucciones de emergencia del aterrizaje, te prometiste nunca más estrenas zapatos para un viaje en avión porque si se cae te los tenès que sacar. Una es capaz de dejar al perro ahogarse pero no un par de zapatos de Sarkany.

En eso estabas cuando aterrizaron el Guarulhos y chocha de la vida ya te relamés pensando en esa playa preciosa que te espera en Guarujá, en la cantidad de caipirinhas y caipiroskas que te vas a tomar, en la de metros de piolín de tanga que vas a tener que soltar producto de todos los hidratos de carbono que vas a comer cuando de pronto escuchás “sos un boludo, sólo a vos se te ocurre ponerte camiseta de frisa y traje de lana cuando vamos a San Pablo que están haciendo 27 grados! Aprendé de ella, que se vino poniendo en pelotas todo el camino!"

STOP!! Frenaste en seco, paraste a todos los que venían descendiendo por esa manga del avión, indignada como nunca te diste vuelta y les dijiste con tu mejor cara de culo “yo no me puse en pelotas, me aggiorné darliiinnnn!" Obvio que se te cagaron de risa en la cara pero al menos sirvió para que el garoto gostoso de olhar bonitinho de la fila de asientos contigua que te ayudase con el portacosos te acompañara hasta la cinta de las valijas meta charla y risitas y si siempre venís a bailar acá y de què signo sos y esas cosas. Tras un breve intercambio de opiniones se dio el esperado cambio de tarjetas personales, después de las vacaciones intercambiaron mails – él desde Miami, vos desde la rutinaria y espantosa oficina de Córdoba y Cerrito - con promesas de intercambiar presentes de viaje pero en realidad ya daban tácitamente por sentado que iban a intercambiar fluidos.

A los 20 días te sorprendió tocando el timbre de tu oficina; lo tenías con esa sonrisa amplia de implantes carísimos y un toblerone de 5 kilos en la sala de reuniones de la consultora, saludando a todos como si fuese el pater familis, portando ese ese sex appeal que te hizo mirarlo en Ezeiza. Bien plantado en ese selfconfidence que te invadió junto a la ola de perfume - olor a hombre recién afeitado y salido de la ducha - que tenía al apenas rozarte de lado en ese avión espantoso de pasaje de clase económica a San Pablo.

Así te sentiste cuando lo viste aquella vez y te agarró el panic attack, te sobrevino el ACV y todo junto cuando al pasar junto a la oficina de tu jefe este lo reconoció y lo saludó con un fuerte abrazo pronunciando su nombre con todas las consonantes fuertes bien fuertes “¡Roberrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrto, tanto tiempo!¿Qué hacés acá?

De ahí en más te dedicaste a tratar de explicarles a tus compañeros de laburo como carajos fue que lo conociste sin que sonara a “me lo levanté durante las vacaciones en el avión y da la bendita casualidad de que justito hoy me lo quería comer junto con ese chocolate riquísimo que se están comiendo ustedes a cambio de un poco de piedad y silencio”.



Jodete por boluda si pensaste que el anonimato del pasillo del avión era perenne.

viernes, 30 de julio de 2010

Instrucciones para escribir una carta de amor


No le amo, en absoluto; por el contrario, le detesto, usted es una sin importancia, desgarbada, tonta Cenicienta. Usted nunca me escribe; usted no ama a su propio marido; usted sabe qué placeres sus las letras le dan, pero ¡aún así usted no le ha escrito seis líneas, informales, a las corridas!

¿Qué usted hace todo el dia, señora? ¿Cuál es el asunto tan importante que no le deja tiempo para escribir a su amante devoto? ¿Qué afecto sofoca y pone a un lado el amor, el amor tierno y constante amor que usted le prometió? ¿De qué clase maravillosa puede ser, que nuevo amante reina sobre sus días, y evita darle cualquier atención a su marido? ¡Josephine, tenga cuidado! Una placentera noche, las puertas se abrirán de par en par y allí estaré.

De hecho, estoy muy preocupado, mi amor, por no recibir ninguna noticia de usted; escríbame rápidamente sus páginas, paginas llenas de cosas agradables que llenarán mi corazón de las sensaciones más placenteras.

Espero dentro de poco tiempo estrujarla entre mis brazos y cubrirla con un millón de besos debajo del ecuador.

Napoleón Bonaparte


¿Leyó bien? ¿No se murió un cachito de envidia? ¿Se imagina a Josefina, toda ruborosa, leyendo todo eso de los besos y la línea de flotación? ¿Ha visto que bonito que escribía el petiso loco?

Bueno. Haga mi querida, haga. O a este paso la agarra el ocaso y usted con el sombrero aún en el perchero y el pescado sin vender.


Péguese una ducha así cambia el humor espantoso que debe tener después de un día de laburo y a las corridas, con el telefonino colgando del cogote emulando a una vaca con cencerro.

Envuélvase en una bata rosa nueva, enrósquese un turbante en el marote así evita que le chorreen las mechas.

Frótese con fuerza, energía y pasión. Tal vez debería decir séquese; la palabra frotar la puede entretener más de lo previsto y corre el riesgo de perder la inspiración en el camino.

Cálcese un culotte con algunas plumitas de adorno, esa que le hace tanta cosquilla en las rodillas como para hacer reir a un mamut.

Obsérvese frente al espejo con las plumas como absoluta y única vestimenta. ¡NO, así no! Mírese con amor, picardía, un poco de piedad y deje de lado el critisismo estético que es mal consejero. O sea, míresé (con dos tildes) tal cual lo haría un obrero constructor de nacionalidad paraguaya.

Siéntese al escritorio con una pluma fuente (no ESA pluma y saque la mano de ahí que va a romper todo el calzón) y un papel de seda entre sus manos. ¡NO, no se vista! Si hace frío se jode mi querida.

Lea repetidamente la carta que Napoleón en estado de cachondez absoluta le escribió a su amada Josefina. ¡Un master total! ¡Un winner! Ya no quedan más estrategas del amor. Pucha digo...

Escriba las palabras más apasionadas que se le ocurran pero sin ser soez ni vulgar. Recuerde el ecuador de Napoleón; si le gustan los zoquetitos de encaje puede besar primero la Base Marambio.

Doble cortesmente el papel e introdúzcalo dentro del sobre previamente perfumado, el que obviamente tiene que ser Vía Aérea. ¡Eso es un sobre! Evite el reciclado de algún poco romántico sobrante con logo empresarial.

Póngase unas botas con taco stiletto y un saco largo arriba del upite emplumado. ¡No se vista le dije! Sí. calzón de plumas, sobretodo y botas. ¡NO, no piense y ejecute!

Diríjase a la estafeta postal más cercana pudiendo estar la misma un poco alejada si tiene alma de exhibicionista subliminal. Camine con paso seguro y los hombros hacia atrás aunque de vez en cuando mire donde pisa; le recuerdo que las baldosas flojas le vienen ganando por 3 a 0 a los tacos finitos.

Compre una estampilla, tómela con la punta de los dedos, saque la lengua bien grande, chúpela delicadamente, sin escrúpulos ni miramientos y sonría.

Introdúzca el sobre vía aérea perfumado en el buzón ayudándose con un seco golpecito con la punta de los dedos.

Gire enérgica y decididamente.

Sonría pícara y cómplice (sólo por si la están filmando, ni por las tapas piense que va a aparecer su hombre ideal).


Ahora se me va a leer La Guerra y La Paz en la bañadera y así, húmedamente arrugada, aguarda la lleguada del cartero; porque no ser que se la mande a ud misma se joderá por boluda si espera que algun hombre hoy en día tenga la dedicación, el tiempo, amor, pasión, suspiros y evocación necesarios como para sentarse a escribirnos - cagado de frío y en calzones - una puta carta de amor manuscrita en papel de seda y la remita envasada en un sobre vía aérea perfumado.

martes, 20 de julio de 2010

Breve dos veces


Hace como 3 meses que venían de viri viri, llamadetes, risitas. Cada vez que sonaba el teléfono o veias un mail con su nombre en tu bandeja de entrada (que no era otra cosa que un espantoso pps lleno de pajaritos que de buena gana hubieras hervido en fellinesco puchero) ponías esa cara de momia resucitada que te caracteriza.

Recordarás durante toda tu vida, sobre todo en sesiones de terapia, aquella tardecita soleada de marzo cuando te invitó a tomar un cafecito en uno de esos barcitos fashion de palermito.

De pronto Miguel Bosé comenzó a cantar con ese tono cachondo que te hizo bajar la mirada. Él se recostó en la silla con cara de melómano constipado, se cruzó las piernas en pose de macho recio dejando asomar unas 3/4 de toalla color azul profundo por sobre el borde de sus rarìsimos zapatitos, puso sus manos en la nuca  y dijo con total desparpajo: "Cuchá cuchá!! Los Supertramp eran geniales!!"


Jodete por boluda si no sabés salir corriendo cuando tus instintos así lo marcan.

jueves, 10 de junio de 2010

BEEP BEEP!


Vos ibas con la valijita de extracciones de asilo de ancianos en asilo de ancianos, de departamento roñoso a departamento roñoso, de tipo que te abre la puerta a lo Sandro – en bata roja y en pelotas – a tipo que te abre la puerta a lo Sandro y la “novia” al lado diciendo que te estaban esperando.

Tenías muy claro lo que ibas a hacer: sos extraccioncita de sangre a domicilio. Te clavaste el curso de la Cruz Roja y te abriste un lugar a los codazos entre guardias pedorras en sanatorios más pedorros todavía pero con reproducciones de Modigliani en los pasillos, maquinitas de café con monedas y recepcionistas de amplia sonrisa y pollera cortita.

En eso estabas - cuando digo “en eso” quiero decir corriendo de acá para allá trepada a los colectivos, con la planilla que te mandaba logística la noche anterior que mientras leías cagada de sueño, como en un bingo bizarro te cantabas los números de bondi que te tenias que tomar. La planilla te la mandaban a las 11 de la noche y el primer paciente con olor a rancio y pis te esperaba a las 6 de la mañana. No sos Bernie pero ya te le parecías bastante, sobre todo por tener los huevos por el suelo.

Habías trabado cierto reconocimiento con algunos pacientes que considerabas tuyos, esos señores de Belgrano que te ofrecían algun café en invierno o un vaso de algo fresco en verano; algunos hasta te daban propinas y todo. Te cruzabas con gente que vivía relativamente bien pero también veías mucha soledad, mucho abuelo abandono en los geriátricos.

El asilo de ancianos que más gracia te causaba era uno donde la dueña al abrirte la puerta apenas te saludaba y te tenía esperando un rato hasta que el abuelo de turno estaba listo para recibirte. En ese ratito llegaban los masajistas y terapistas físicos a hacerle rehabilitación a los viejitos y la escuchabas saludar con entusiasmo “hola mi rey”, “pasá mi príncipe”, “ya te hago pasar primor”. Esa mujer no podía parar de mover el culo avanzando por los pasillos envuelta en una lucha feroz contra los tacos altos y el piso vinílico con una nube de perfume a su alrededor, una imitación de un Kenzo pedorro que hacía que se adivinara cuando estaba revoloteando cerca.

Decía…en eso estabas cuando te patinaste bajo la lluvia incesante y te cagaste de un golpe en plena calle. Se te desparramaron los tubos de ensayo al recarajo y encima te embarraste hasta las tetas. Juntaste las cosas como pudiste, puteaste a disoymariasantísima pero seguiste haciendo tu laburo. Al día siguiente te tomaste un ibualgo y te fuiste otra vez con la puta valijita a jugar al vampiro moderno. Así quedaste.

Te tocó estar en reposo por como 30 días y hacer la rehabilitación de un esguince. Y ahí fuiste con un rosario de insultos en la punta de la lengua a medio gritar, medio resignada, medio aburrida pero contenta de que te ibas a tomar unos días sin goce de sueldo a la fuerza, pero le pusiste onda.

Te bajaste unos mandalas, le afanaste la caja de acuarelables a una de tus hijas, y te leiste 40 libros de autoayuda. Te pusiste un fondo de música de mar - que después de varios dias hacia suponer que se venia un tsunami - y no sé que carajos más de música india, que sonaba por toda la casa y hacia que hasta el gato te mirase con pavura. Hablaste por teléfono interminables horas con todo el mundo y según tus hijos rompiste las caramañolas que dio calambre. Tenías razón, no te merecías romperte una pata así. “Así” es tan boludamente.

El tema es que te fuiste a hacer la rehabilitación. Te tocaba siempre el mismo terapista, un morocho con muy buena onda que de a poco se fue relajando, te saludaba amablemente y cada vez con más efusividad cuando llegabas. Te decía “a ver mi cosita, ponga la patita acá arriba – señalando un banquito - ya llegará al hombro algún día, venga venga mi reina” y cositas así por el estilo lo que te llevaron a sonríele con ganitas y dejarte sobar la pata un rato más de lo recomendado.

Entre mandalas, esa música de mierda, colgada al teléfono y el morocho de piropo dulce y manos ágiles se te pasaron las sesiones de onda corta; que a esta altura de las circunstancias de corta tenía poco y nada.

Una tarde hablando boludeces el morochazo precioso te preguntó que onda vos, familia y esas cosas. Le contaste un poco de tu vida, que eras separada, que tenías 4 pibes: dos nenas y dos varoncitos. Las chicas van a la universidad y estudian mucho y laburan un poco como para sus gastitos, 2 varones adolescentes que te sacan canas verdes pero que adorás y les tenés fe que ya se les va a pasar la edad del pavo. Divorciada hace una bocha de años, pasaste los cuarenta y tenés dos laburos. En uno de ellos te levantas a las 5 AM y en el otro te toca laburar los fines de semana.

Hasta ahí todo bien. Lo que no termino de entender es en qué momento te jodiste por boluda, porque el tipo pasó de un “hola mi reina, dame la patita” a un “chau señora” desde la puerta y con la campera puesta dejando una estela en su carrera emulando al correcaminos.

viernes, 7 de mayo de 2010

Manual de instrucciones del MT (full y trendy)



Gabriela: un MT full tbm te saca a tomar un café con ropa y a veces al cine. Un MT trendy no pasa de la puerta del telo pa'juera.

Blackmamba: un MT full te rasca la espalda y te cuenta algo importante, un MT  trendy te rasca la espalda solamente mientras bufa.

Gabriela: un MT full te alcanza la toalla en la ducha y te dice "toma gordita.. asi no tenes frío". Un MT trendy te alcanza la toalla adentro de la bolsa, a lo sumo le arranca un cacho de un mordisco y escupe el cototito a un costado.

Blackmamba: el Mt full se maneja con teléfono, msn y sms, un MT trendy mensajes cortos.

Gabriela: el MT full te dice que te pasa a buscar por el cumple de tu amiga en cambio un MT trendy te dice que cuando llegues a tu casa le avises si tenes ganas (¿de verlo?).

Blackmamba: el MT full, puede verte cualquier día de la semana, el MT trendy los findes si no aparece otra cosa más interesante (como la repetición de Carola Casini en Volver).

Gabriela: un MT full te lleva a un telo con cama de agua caliente. Un MT trendy te lleva a un telo que no le andan los botones de la cabecera de la cama.

Blackmamba: un MT full te deja suspiros, un MT trendy la nada óntica.

Gabriela: un MT full te pregunta si queres un tostadito con una cocucha. Un MT trendy te pregunta si trajiste el paquete de sugus azules gigantes mientras te mira tirado cual morsa con las medias puestas.

Blackmamba: el MT full tiene la posibilidad de pernoctar, el trendy te llega a dos turnos como máximo.

Gabriela: un MT full te deja relajada por una semanita. Un MT trendy te tiene tejiendo calceta a los 3 días.

Blackmamba: el MT full se va de nuestras vidas con cafecito de por medio y el trendy te llama al año y te dice "¿por qué no nos vimos más? si éramos tan amigos!"

Gabriela: un MT full te lleva a comer a un lugar con calefacción, un MT trendy te dice "abrigate que hace frío".

Blackmamba: a ver si entienden de una puta vez, hay que hacer patria.

Gabriela: haga patria... upgradéesé de una puta vez!!!

Blackmamba: leveleate MT!! No seas newbie!!



Si no podés parar de decir ah sii sisisi! quiere decir que alguna vez vos también te jodiste por boluda.

miércoles, 21 de abril de 2010

Carta a mis ex conocidos, amigos y al carnicero


No es que se me haya dado por seguir a Bernardo Stamateas, tampoco entré en ninguna secta que me exija un altar pagano entre los cáctus, o la compra de velas negras para quemar los viernes. No es que haya visto la luz, porque me resisto a ver cosas subsidiadas por la yegua. Tampoco viene a cuento, la pre menopausia, o el paso de los años, o el precio del kilo del lomo.

Esto es más profundo mis queridas, queridos, viene desde mis entrañas y mis cervicales hechas pomadas de tanto aguantar y aguantar, como si fuera un fuelle de camión de hacienda. Que mi alma no es un amortiguador, ni vivo para soportar tanto comentario, y que mi tiempo no es infinito.

Por esta razón en este sencillo y público acto, (a ver el abanderado si se queda quietito y se deja joder con el mástil) paso a enumerarles las razones por las cuales he dejado de aparecer por los lugares que solía frecuentar (no tontito, a vos no te lo digo, ya voy a ir a la peluquería algún día, tené paciencia).

El sillón ese al cual están encaramados, sacando el dedo y juzgando a todo el mundo, lo pueden ir prendiendo fuego, o al menos cortarles las patas.

Si vuelvo a escuchar que ante el comentario de algún amigo en común compartiendo con nosotros algún proyecto laboral, ustedes vuelven a poner en práctica esa vieja costumbre de tirar excrementos en presente, pasado continuo y futuro imperfecto, les voy a poner corcho en el agua del mate. Soy capaz.
MI tiempo es mi tiempo, no el de ustedes, así que nada de andar pidiéndome cosas extrañas, del tipo:

¿Vas a Tilcara? Traeme una piedra rosadita…

Déjense de joder, que no voy a perder la mitad de la estadía buscando la dichosa piedra. Esto cuenta también para viajes iniciados en el Pistarini.

La oficina de reclamos cerró, hasta para la Afip las cosas prescriben, no me vengan a romper los kinotos con esas historias viejas que solo recuerdan ustedes mientras yo me pregunto si eso realmente ocurrió. Si no las invité a mi fiesta de quince fue por algo, ¡carajo mierda!

La que suscribe tiene nombre, un nombre con historia familiar que yo me he encargado de desmitificar como se debe, pero nombre al fin que no se suplanta por boluda, pelotuda, babieca o afines.

Mi callo es mi callo, si me duele cosa mía, pero el de ustedes también. No pretendan que yo ponga cara de mosca muerta cuando ustedes ante terceros relatan historias fantásticas de su matrimonio para no quedar como unas gansas, si yo se que sé pero me callo de puro buena. Ahórrenme al menos ese mal rato.

Yo no tengo la culpa si no hay vacas, si ahora está todo caro, si la vieja loca del edificio de la esquina te grito: ladrón de guante blanco al comprar medio de picada. Por lo tanto no tengo que tolerar la perorata cada vez que se me ocurre comer un vacío al horno.

Jódanse por boludos sino me entienden la poesía.

domingo, 11 de abril de 2010

El turno de ellos



Fue el primer hombre que te llevó a pasear en auto, un autito rojo con el que gastaban veredas en el barrio. Él te tocaba el timbre y ante la sonrisa risueña de tu papá, solicitaba permiso para sacarte a dar la famosa vuelta de manzana. El tenía cinco, vos tres y no dudaste en mostrarle tu bombacha de encaje cuando te lo pidió, prometiéndote el autito como premio.

Con los años se veían y ya no había autito rojo, pero se seguían saludando y te gustaba ir a ver a su casa lo que le traían sus padres cuando viajaban y reírse de alguna pavada juntos. Era rubio, con una sonrisa que desarmaba almas y una risa contagiosa.

En los ochenta te divertía ver sus peinados, y los dos andaban midiéndose los cortes Llongueras que llevaban. Se fueron acercando, compartían muchas cosas, tardes de pasear a los cockers por el parque, fumar algo de hachís al sol hablando de Jackson Pollack o Dalí. El estudiaba Arte y de vez en cuando posabas para él, otras veces se subían a su auto y a fuerza de hierba llegaban hasta Cemento para escuchar alguna banda. Todavía recordas esos viajes por autopista con los Talking Heads de fondo. Los dos eran los más raros del barrio, las promesas fallidas.

Cuando todo parecía que iba a desembarcar en romance, una noche te contó que había sido padre hace poco, que no sabía qué hacer ni cómo. Por esas vueltas de la vida, la madre era una amiga de tus veranos y eso significo una vuelta de página y el límite fijado en una linda amistad y nada más. Lo acompañabas a comprar ropa para su bebe, lo viste con los años, llevar a su hija a Disney o a alguna playa uruguaya, y te alegrabas que finalmente hubiera tomado el toro por las astas y se hubiera hecho cargo.

Pasaron los años, él cambió Floresta por Palermo y dejaste de verlo, solo te llegaban noticias esporádicas, que estaba sin pareja, que trabajaba mucho como creativo, que le iba bien, que había ido a Rusia, pero no mucho mas. Vos seguiste con tu vida, hasta que doce años después por esos equívocos de la vida, tocaste mal un timbre en un edificio de oficinas y te atendió él, lo notaste demacrado mas allá de la sorpresa. Como en una película de Almodóvar, se sentaron frente a frente, recordaron el auto rojo, y le preguntaste por su hija.

Ahí no pudo más y te contó que había resultado que no era el padre, que lo habían engañado, que hacia un año que no la veía, no podía encontrarla por ningún lado, la estaba buscando en el sur porque algún dato había conseguido. Insistía en que era su hija, él la había criado. No le importaba que un maldito examen dijera que ahora no era suya. Te fuiste triste, le diste un abrazo y puteaste a lo loco todo el camino de regreso a tu casa.

Una tarde, te pareció verlo con una bebe en brazos, y le preguntaste a alguien por él, ahí te contaron que se había casado, que vivía en zona norte y que ahí se había instalado con su mujer y sus hijas, con las dos… La había encontrado, y ahora vivía con él. En ese momento te sonreíste disfrutando de esas raras ocasiones donde el cosmos parece estar en orden.

Jodete por boludo si no perseverás y luchás por lo que consideras tuyo mas allá de cuestiones cromosomáticas.

jueves, 1 de abril de 2010

Asunto? Qué asunto?


A veces se logra que las cosas sucedan... pero como dijo Joaquìn Sabina "en el diario no hablaban de tí.. ni de mi" y los besos ciruelosos y aduraznados parece que tienen poco márketing o la gente es boba y lenta porque aún no fueron descubiertos.

Digamos que llegué a casa.. digamos que viajé bien... digamos que me tuvo que despertar el chofer del bondi en Retiro porque dormìa como bicho bolita envuelta en la frazadita azul y el nonito de corazòn.

Y si... y lo extraño... desde que me agarróno me soltó... ud se dió cuenta de eso? De-que-no-me-nos-lo-soltó-soltamos-solté!?

Y cuando me comí el caramelo cofler recordé su-mi-nuestra boca llena de besos, y un asado ya no es un asado, y un bicho bolita es mucho más que eso, es un gusano cocinero dormido en una silla, y una caricia es una mutación en suspiros, y su ojo derecho que me mira "así" es mucho màs que una esferita blanca con una almendra acaramelada que me contempla bonito; y una Pascua ya no es sólo un huevito de chocolate envuelto en papel dorado, y la teoría del color se redefine al recordar el contraste de colores de su mano en mi pierna a la luz de la luna evocando el maizal a plena carcajada.

Tal vez de ahora en más al escuchar ese nombre me sonría y se me escape algun color de arco iris y comente como al pasar... "aquel lugar maravilloso donde la fruta está madura en Semana Santa, los duraznos tiene otro gusto, en el maizal se escucha en cantar de las ranas y a los arco iris se les completan los colores"

Ud me habla de palabras redefinidas? Ud me neologenizó a mi.. ud me redescubrió, ud hizo que me pusiera a pensar que a veces.. sòlo a veces... nos jodemos por boludas al no tener en cuenta que las manos que nos acarician el alma no entienden de distancias, que la vida da muchas vueltas, que las personas sin saberlo pueden tocar la vida de otro ser y haciendo un pase mágico hasta la rana mas boba se convierte en mujer.

martes, 16 de marzo de 2010

AVISO A LA COMUNIDAD


Con creciente preocupación y como la vida de la boluda promedio es un apostolado me veo en la obligación de informarles cual vigía lombardo un hecho por demás insólito que vengo observando en las huestes masculinas. Para la cartera de la dama, para que salgan prevenidas y siempre con la llave a mano nena te lo pido par favarr y el bolsillo del caballero, para que dejen de jugar al ping pong de bolsillo y se pongan a reconsiderar seriamente sus metas y objetivos en la vida.

Los varones, esos seres que se asombran y siguen sin entender nuestros ciclos menstruales, están desarrollando la rara costumbre de elevar sus estándares a la hora de conocer mujeres, pero sin sopesarse a ellos mismos con objetividad. Ejemplo típico: señor sesentón que se atreve a mandar al gimnasio a la señorita que amablemente le soporta el campeonato de bocha o su juego de billar, sin chistar.

Señores, véanse al espejo preferentemente recién levantados, miren esa cosa periférica que les cuelga de sus costados y que se alimenta de cervezas, quesos y carbohidratos. Lleven su mano a su cabellera… ah ¿no tienen? Jódanse entonces, lleven su mano a la pelada, prueben estirar la piel de sus sobacos y al ver que esta llega a estirarse más de seis centímetros no se pongan a llorar. Mírense y traten de no encontrar ninguna diferencia con ET o Bernie que en paz descanse, ¿cómo andamos de proporciones? Las patitas ¿están flojitas? Traten de sostener una noche de puro descontrol sin tener que recurrir a la pastillita amarga, o a cuatro frascos de Coramina. Luego de todo esto, no se atrevan señores a pensar que son la octava maravilla, que esta ventaja de mercado que les da la posibilidad de conocer a cuanta mujer sola pulula por las calles, les permite elevar las exigencias. Piensen mis pequeños botarates, que si bien portan billetera repleta, hasta el mejor shopping termina cansando.

Porque es mí deber recordarles, que por cada uno de ustedes, que andan por la vida exigiendo que una sea Pampita con el cerebro de la Falacci, hay cinco jóvenes de no mucho más de treinta dispuestos a pasar una noche con esa cuarentona que sabe exactamente qué hacer con su cuerpo aunque no concurra a ningún gimnasio.


Jódanse por boludos, se lo tienen merecidos si ven que la fémina a la que creían muerta de amor parte rauda y veloz con el chofer que ustedes mismo le pagan.

viernes, 12 de marzo de 2010

Instrucciones para reconocer a un macho



¿Sabe qué pasa? es que ahora con tanto hombre que anda mirando vidrieras y preguntando si los boxer son de lycra o de algodón... que se yo... una a veces se confunde y se termina ensartando con cada uno, que para colmo la van de señor de cuello italiano para la corbata pero después le piden la polvera mientras una está lo más chocha zampándose un platazo de profiteroles en Las Victorias, pensando que el Bichi es previsor por andar con el saquito tejido con botones sobre los hombros en la media estación.

Entonces, nosotras, que nos hemos jodido por boludas iterativamente, sin prisa pero sin pausa y sin decir agua va, y menos que menos pretender que al hacer esto nos despeinemos, nos hemos ocupado de hacer una pequeña listituza de aquellos detalles que hay que mirar a la hora de elegir que bombacha nos ponemos para salir con un señor que se precie de tal. No vaya a ser que después de jugar a los roles no se la quiera devolver.

Deportes preferidos
Fútbol, rugby, boxeo, rally: macho
Tenis, ping-pong, vóley: corderito
Aerobics, dance, step: comilón
Lo mismo pero con vincha: loca. No pida detalles ni fotos.

Regalos que prefiere recibir
Un buen whisky o vino tinto: machote
Una prenda de vestir: dandy
Dulces, bombones: trolo
Flores y/o perfumes: te pasaste Petronilo

Uso de cremas y bronceadores
No usa: súper macho
Usa solo un poco en verano: Macho pero patinoso
Usa bastante en verano: cosita... a brillar mi amor, vamos a brillar.
Usa abundante todo el año: uy dióh! Revise el botiquín porque el trolazo ese le usa la Vichy.

Tratamiento de las mascotas
Su perro vive afuera y lo alimenta tirándole desperdicios esporádicamente: cosaco
Su perro vive adentro, come alimento especial y lo acaricia: delicado y sensible
Su gatita vive adentro, la acaricia mucho y hasta duerme en su propia cama: fíjese porque debe tener un vecino con un rottweiler al que le regaló un saquito animal print para el invierno.

Uso del bidet
No usa: semental
Usa un poquito, a veces: limpito
Usa bastante y con agua tibia: sospechoso o muy mimoso
Usa siempre que va al baño: marica y para peor enviciado. Seguro que hasta  lee el horóscopo en esa posición.

Tratamiento de las plantas
Se alimenta con algunas de ellas: Rambo que se come el potus crudo
Tiene algunas plantas afuera: macho con cierto sentido de la estética
Cuida con tesón plantas de interior: Chuchi, que suplemento nutricional le pones a la difenbachia?

Uso del espejo
No usa: vikingo
Usa solo para peinarse: coquetón
Se mira bastante los músculos del torso: aputosado o puto a secas dependiendo del tiempo que esto se prolongue.
Posa frente al espejo con slip apretado y se relojea los glúteos: loca, y si lo hace cantando a los gritos "I am what I am" encima está desatada.
Se espeja con diferentes pelucas, accesorios y atuendos: WOOWW!! Cómo estoy hoy, eh?

Peinados
No se peina: muy macho
Se peina después de ducharse: machulín
Se peina varias veces por día: maricotas
Se hace brushing, usa geles, fijadores y secadores: trolo en rodeo propio, trolazo en rodeo ajeno
Además peina a otros y aconseja: ¿Qué decirle que ya no sepa?

Limpieza domiciliaria
Barre sólo cuando siente crujir sedimentos varios bajo los zapatos: troglodita (y roñoso)
Barre cuando ve mugre en los rincones: romántico
Limpia con agua y detergente: fifí
Limpia con agua, detergente y perfume: proyecto de trolo, sin además sabe cual es la diferencia entre las fragancias Marina, Campo de Flores y Primavera es trolo recibido.
Además usa aspiradora: puto viejo y encima tiene mejor aspiradora que vos.

Comidas preferidas
Grandes asados y guisos picantes: Tarzán
Churrasquito c/huevo y ensalada para no engordar: sensible y cuidadoso
Milanesas de soja, consomés y pescados al vapor: arañador de tarros ajenos
Aves acompañadas con vegetales al vapor sobre cama de hojas verdes con toques de color: putazo multicolor y enroscado. El delantal que usa seguro que además de estar impecablemente limpio, tiene la imagen de un cuerpo femenino en bombacha y corpiño.

Bebidas preferidas
Fernet, Cerveza, Tinto de la casa: Toro Gran Campeón
Jack Daniels c/hielo o negroni: tipo finoli
Tragos largos de colores y gaseosas: flojito de cincha
Jugos de frutas y licores muy dulces: bichito e lú!
Licuado de banana, frutilla y frambuesa con mucha leche y edulcorantes: fíjesé  (con dos tildes) que en el estante de la alacena seguro tiene salvado de trigo o granola y en la heladera guarda cantidades industriales de Actimel y/o Activia.

Baile
Medio en pedo y para franelear minitas: Shaka-Zulu
Música bolichera brindando espectáculo: díscolo
1er. Bailarín de comparsa Marí-Marí: y la purpurina la compra en tacho de un kilo en varios colores?

Aseo personal
Se ducha en 5' con jabón para lavar ropa y agua fría: gurka
Se baña rápido con shampoo: hombrecito
Se baña con jabón líquido y crema de enjuague: bastante amariconado
Se baña con sales y espuma en la bañera: y abre la canilla con la patita mientras se mira las uñas francesas?

El mate
Amargo y sin yuyos: tigre de la Malasia
Amargo c/yuyos: padece tránsito lento (es que el Bichi le anda seco de vientre señora, no que anda en auto por el microcentro con tanto piquete y protesta)
Dulce: amariconado
Con cascarita de naranja y miel: puto! es puto! No lo dude un sólo instante más.



Jodete por boluda si el Bichi no te pregunta ¿lo qué? cuando vos enumerás marcas como L'Occitane o Puppa.

domingo, 7 de marzo de 2010

200 caracteres con espacios




Después de lo que pasó el otro día y todo ese bardo del puesto 98 en un premio internacional y que estamos para más y que caranchos hacemos por la vida que en vez de tratar de ser felices no nos dedicamos a hacer fortuna y bla bla bla.... es que es hemos decidido hacer un perfilito del blog, pero como nuestro caminar con pie firme apenas si llega a salir a la calle sabiendo que no se nos ve el calzón sobre el jean es que solicitamos a nuestro público - o sea ustedes...

si vos...
y vos también!!
y el pelado que mira para atrás también!!!
......taquetetiródelaspatas!! vos también che!!


... que nos den una mano con esto. Por lo que sólo nos resta emular a LA señora Chiqui Legrand y decir: allá vamos!


ESTADO DE OBRA: aún con el andamiaje puesto.


TÍTULO: Jodete por boluda

BAJADA – SUBTÍTULO: porque boludas somos todas....

GÉNERO: Ficción (¿estás segura?)

DIVISIÓN EDITORIAL: Adultos (bueno... digamos que adultos adultos... que se yo.. adultos che! pará pará... después de todo que cornos es División Editorial?)

DESCRIPCIÓN EN 2 LINEAS (200 caracteres con espacios): Historias cotidianas amorosas de mujeres con mucha mala suerte, poco criterio pero muy buen humor y sobran como 150 caracteres mecachendié pero 2 líneas de 200 caracteres son 100 caracteres por línea.. es una torta eso, no me dan las cuentas, que tamaño de fuente usa esta gente??


BREVE SINTESIS (3000 caracteres con espacios): Relatos de mujeres con vidas amorosas poco felices pero llegado el momento la verdad rotunda es enunciada en una pequeña frase por aquella entrañable amiga: jodete por boluda.
¿Será que como la velocidad de la luz es superior a la velocidad del sonido algunos hombres parecen brillantes hasta que escuchamos las boludeces que nos dicen en pos de la conquista?

¿Es que acaso no existe el hombre ideal? Esl o que nos planteamos y sobre lo que tratamos de reflexionar... ¿Qué es lo que quieren las mujeres y qué es lo que ofrecen los hombres? O viceversa. O, mejor dicho, lo que se pueda intercambiar es bienvenido.

INCLUIR EL ESTILO Y TONO DE LA NARRACIÓN, SEÑALAR SI LLEVA FOTOS O ILUSTRACIONES, ETC (1500 caracteres con espacios):
El aprender a reírse de uno mismo y poder mutar los fracasos en risas es terapéutico y ayuda a la superación personal. Con el humor se logra entrar y salir de situaciones de las que muchas mujeres no nos podemos mantener ajenas.
El estilo es sumamente cínico y ácido pero siempre apuntando a poder encontrar la veta humorística de las cosas que nos suceden.
Se trata de historias sueltas aunque hay algunos personajes que forman parte del elenco estable.
No se narra sobre personajes físicos sino sobre estereotipos presentes en la vida de todas las mujeres.
El Gorr: la pareja, ex pareja, lo que le haya durado más a su lado o lo que cada mujer identifique como tal. Ese que tiene cepillo de dientes estable en nuestro baño.
El Bichi: el hombre que está en carpeta en el presente. Si dobla a la derecha es el aspirante a Gorr, si gira para el carajo es el pelotudodemierdapocosesoquenosabesloquemehizoanoche!
Rita: la amiga cabeza hueca, ochentosa y hasta podría decirse que superficial que nos propone programas y salidas espantosas. Siempre nos dice que estamos mal vestidas y obviamente le hacemos caso a rajatabla en ciertas cuestiones porque es preferible estar demodé -que no es lo mismo que vintage - que soportarla mirándonos de reojo toda la noche. Mal que nos pese la adoramos.
Mabel: la eterna mujer de carácter constipado, nunca un exabrupto, nunca un sobresalto.
Se podrían agregar algunos más de acuerdo al desarrollo de las historias, aunque no son necesarios como así tampoco las ilustraciones aunque a veces alguna caricatura y/o foto puede hacer que se cree el "clima" adecuado para la lectura.
Personajes aislados: aquellos que todos encaramos alguna vez en la vida o con los que esporádica y momentáneamente nos sentimos identificados. O sea, redefiniendo: boludeces surtidas.

POSIBLE ÍNDICE O ESTRUCTURA: Narraciones cortas totalmente independientes una de la otra que no siguen un hilo conductor y no respetan ninguna estructura. Los personajes (estereotipos) se van descubriendo a medida que avanzan los relatos. O sea... lea y que Dios lo ampare porque así como cayó quedó.

BREVE BIOGRAFÍA DEL AUTOR (CONSIGNAR OBRAS PUBLICADAS):

Gabriela: Licenciada en sistemas, 44 años, residente del cada día menos coqueto barrio de Palermo (o en una de sus tantas divisiones) madre - hasta casi padre - de 3 hijos varones de 16, 14 y 10 años. Separada hace 18 semestres y como hace un par de años anda al divino botón por la vida; como no quiere que se note se le ha dado por estudiar Lic. en psicología y, con la excusa de un cursito de fotografía, anda dando vueltas con la cámara colgando al cogote como un cencerro de yegua madrina.

No ha publicado nunca ni en el boletín escolar aunque en 3º grado primario consiguió un digno 2º puesto en un concurso de literatura del colegio, por lo que podemos afirmar que garabatea letras desde muy joven (más joven aún) de una manera compulsiva y hasta - ilusamente - se adivina que busca en el humor la posibilidad catárquica y terapéutica.

Edita algunos blogs con total desparpajo y frescura, a saber: Jodete por Boluda (junto a Pato) y Cajoncito de Momas .Trató de capitalizar la úlcera y el tiempo que perdía al leer los diarios publicando El Peperucho pero se encontró una mañana pateando el monitor y ante la opción del chalequito manga bien bien larga o agregar una sesión semanal a su terapia eligió ponerse a colgar fotos cual Raota de cabotaje en La Vida desde un Agujero

Y como dice "breve" no sigo.. pero si yo te contara.. Ay diosito santo, si yo te contara!!

Pato: Lic en Historia, cuarenta y cuatro años todos ellos vividos en el nunca bien ponderado barrio de Floresta que no tiene divisiones porque nadie conoce exactamente sus límites. Soltera, madre de una hija adolescente, trabajando actualmente en el sector diseño de moda. No publica nada, hecho que en estos momentos relaciona con ser madre soltera y haber criado una hija. No se puede todo junto y en el mismo momento. Cuando se le da la gana cuelga algo en la Covacha.

Otra que se las trae, con esa carita de santa y ese pelo largo larguísimo que le brilla hasta en la oscuridad... mi dios! Mejor sigamos...

PÚBLICO AL QUE VA DIRIGIDO: personajes (personas también, no se me ponga así que va con cariño) preferiblemente de más de 30 años (aunque tenemos menores de 25 camuflados con barba postiza o peluca vintage) en cualquier estado civil y emocional aunque es bienvisto que no lleguen a la psicosis; se acepta la neurosis como componente del perfil del lector. El blog posee un público bastante ecléctico (un rejunte que ti la voglio dire, pero es poco polite llamarlo así, no?) y aunque pareciera estar dirigido a las mujeres, los hombres que se animan y participan lo hacen airosamente y ceñidos a la ideología de la editorial , es por ello es que son respetados y considerados por las autoras y el público en general. Cada cual cuida al animal que más le gusta y si hay gente que cuida ballenatos y marmotas en exitinción, acá se cuidan a los hombres con más de 3 neuronas (que viene a ser casi lo mismo).


Jodete por boluda si pensaste que confiar en nosotras era solamente comentar, ahora queremos tu aporte a esta plantilla pedorra que nosotras tuvimos que completar.

domingo, 28 de febrero de 2010

El día que Mabel dijo next


Sale Mabel nuevamente, porque es una señorita atrevida y empecinada, a pesar de su carácter constipadito que nuestros lectores ya conocen.

La cita es en Devoto con sujeto que ha declarado ser cuarentón, residente de Recoleta City, abogado y poseedor de moto chopera que nada tiene que envidiarle a los gordos de People and Arts. Divina ella, la vieran nuevamente toda blanca y radiante va la momia por las callecitas de Devoto, pensando en jazmines y en la receta del matambre casero que se le perdió en algún cajón. Viene de un desengaño amoroso, nuestra pobre heroína, que la ha dejado alicaída y con el corazón un poco más roto que de costumbre.

Llega el señor, Mabel lo mide e ipso facto saca cuentas, e iluminada llega a la conclusión de que los cuarenta lo abandonaron hace rato, porque nadie con esa edad declara haber cursado el primario escuchando al Club del Clan. Fluye la charla que el sujeto emprende cuál tarea hercúlea con espíritu Frigor,” sin parar sin parar”. No es que Mabel sea muda pero es amante de las pocas palabras en el aire, y por eso lo mira, ya sin escucharlo y feliz de haber recordado la receta del matambre.

La hubieran visto a Mabel subidita a la moto, dirigiéndose a la casa del señor, pensando en cómo se sacaría ese olor a lubricentro de sus pantalones y sin aferrarse demasiado al caballero en cuestión por una cuestión de decoro, buen gusto y falta de traste.

A la hora de la verdad el Señor, que ya llevaba dichas cien mil palabras y más, evidencia carencias insalvables que la llevan a Mabel a pensar que todo premio a un desengaño amoroso debe medir más de diez centímetros sí o sí. Huye Mabel una vez más aduciendo tener que volver a su apartamento para colocar boiserie de telgopor en el baño.

Pasa una semana, Mabel ya repuesta de tamaño disgusto, y contenta por no haber tenido noticias del Señor, atiende el teléfono. Y ante sus oídos pasmados (a Mabel se le pasman los órganos por partes) escucha al Señor deslizar una invitación, y una justificación a la ausencia de llamado semanal. No sabe si ella le conviene porque vive lejos, y eso lo ha llevado a pensar si vale la pena la relación. Pero qué él ha notado que hay tanta piel, hay tanta pasión…

Ahí Mabel, mirándose sus uñas impecables le espetó:
- “Qué interesante, pero a veces no es que la pasamos bien, solamente nos callamos de puro educadas”

Jodete por boluda Mabel, hubieras puteado.

domingo, 21 de febrero de 2010

No seré feliz pero al menos no tengo marido



¿Cuántas veces necesitó pensar en qué hacer para ser más feliz? ¿Cuántas veces dijo no va más!!? Ya perdió la cuenta de todas aquellas que sumó diciéndose - cual iterativa e incomprensible haka papuense - ahh no querido... ahora me toca a mí, correte que vengo yo!

Un estudio realizado en una sombría comunidad de Gran Bretaña durante tres meses dice haber encontrado la receta de la eterna felicidad - como somos boludas, nos creemos todo, esta de moda el insight, el acomodamiento de los chakras, ver que la luz del aura quede prendida a la noche, y sobre todo está de moda el feng-shui y este invierno se usará una ropa espantosa - es que nos propusimos analizar que cornos podemos hacer para dejar de llorar porque el Bichi se nos fué sin avisar, el Gorr avisó que salía pero no volvió, el Mientras Tanto no se digna a mientrastantear y hasta el perro se esconde atrás del sillón cuando nos ve venir.

Señora, señor ¿Ud. es feliz? No joda y responda con sinceridad o nos revienta el test.


1- Cuidar una planta:
Gabriela: trato, las riego cada tanto pero la santa rita se emperró en no dar una sola flor la turra!! Y yo la miro y le digo entre dientes como me enseñó mi Tía Tere Santa Rita Santa Rita, por un lado te da pero por otro te quita. Hace un tiempo que trato. Me compré un jazmín y tengo un ficus. El perro me hacía pis en la maceta del jazmincito y me escarbaba la maceta del ficus haciendo un barrial de puta madre. Puteaba al perro, limpiaba el bardo y me agarraba un mal humor de mil demonios. ¿Esto es sano?
Blackmamba: No entiendo, ¿Esto se refiere a una planta real? Un "suponer" cuidar de un adolescente que parece estar en estado vegetativo ¿Es lo mismo? Yo tengo un árbol no lo cuido pero se llama Delia Garcés, y le hablo a las mañanas pero tampoco que son diálogos espirituales, sino más bien del tipo: Seguí, seguí largando hojas vos que total la "ideota" las junta. No me hace feliz el árbol, esto es una paparruchada.

2- Recordar cada día cinco cosas positivas de la vida:
Gabriela: ¿De toda la vida o de este día? ¿Se puede repetir? Si tienen que ser de este día y distintas ya mismo digo que esto es una cagada. Esto me va a llevar un poco de tiempo, pero déjenme pensar... helado de chocolate, un buen vino tinto, sexo, que se vista y que se vaya.
Blackmamba: Recordar se me complica, ando con memoria de pez, nadaremos... nadaremos... Cinco cosas: La risa de mi pequeña demonia, la lluvia, la literatura inglesa, la Dave Matthew´s Band, que todo cambie inexorablemente. Hay más de cinco, mecachendié.

3- Salir a caminar:
Gabriela: si si.. yo salgo a caminar.. bah.. salía. Si si, tengo que volver a caminar porque viste que dicen que una vez que se te pegan las rodillas fuiste... ¿que una contra otra? No nena, pero que se yo, a mi edad es casi lo mismo.
Blackmamba: Si fuera por ésto, yo debiera ser la más feliz del mundo todo entero y debería andar luciendo una sonrisa Kolynos todo el puto día. ¿Kolynos se llama así por que es griega? Ya me fuí de tema, en ¿Qué estábamos? Ah... ser felices, u olvidar al Gorr, lo parió ¿En qué estábamos?

4- Hablar durante más tiempo con los seres queridos:
Gabriela: claro, mientras corro para despegar las rodillas y con la regadera en la mano hablo con todos mis seres queridos.
Blackmamba: Yo no hablo con mis seres queridos, escucho solamente la mayoría del tiempo. No me gusta hablar, salvo que me presenten a alguien que no me gusta entonces hablo sin parar para ahuyentarlos, funciona.

5- Llamar a un amigo que no se ha visto por mucho tiempo:
Gabriela: yo los llamo pero los pudro, si llego a hablarles más de lo que hablo me quedo sin amigos.
Blackmamba: Me broté, ah no no, toda persona a la que uno no ha visto o hablado en seis meses, no es más un amigo. Que Facebook no una lo que la vida ha separado.

6- Reírse:
Gabriela: JA! ¿Listo?
Blackmamba: (no contesto porque me estoy riendo pensando la cara de naba que debe tener la ridícula que hizo este test, aventuro que ahora esta preparando un manual cuyo título es: De la preparación correcta del huevo duro)

7- Realizar ejercicios por lo menos media hora al día tres veces por semana: ¿caminar no cuenta? ¡redefinan ejercicio caramba!
Blackmamba: Sospecho que el tema viene por ocuparnos, entre las plantas, caminar, llamar a nuestros seres queridos, encontrar a los perdidos y correr no quedan tiempo para las lágrimas. El deporte enferma, mejor sigo extrañando al que se fué.

8- Sonreír a personas desconocidas:
Gabriela: :) Ahora sonríame usted, vamos, colabore, compórtesé (con dos tildes). En realidad lo que más me gusta hacer con las personas desconocidas es imaginármelas en bolas pero a veces me llevo cada sorpresa que aprendí a manejar esa aptitud.
Blackmamba: En mi barrio eso es de arrastrada, no lo vería bien la señora Cuqui.

9- Reducir a la mitad el tiempo que se dedica a mirar televisión:
Gabriela: no miro tele, de hecho ni miro LOST ni Sex and the City. ¡¿Me voy a morir de exceso de felicidad?!!
Blackmamba: De ninguna manera me pierdo True Blood, Mad Man, Lie to me, Fox Sports. Ya que estamos en tema televisión, ¿ Por qué todos los vambiros son tan lindos?

10- Realizar tareas en beneficio de la comunidad:
Gabriela: ¡tengo 4 blogs¡ ¿Qué más pretenden? Además cuando salgo a caminar levanto los forros que quedaron tirados en el Rosedal de la noche anterior y la comunidad se caga de risa cuando me ve culo al norte.
Blackmamba: En beneficio de la comunidad yo me he dedicado a... bueh mejor no lo comento, pero juro sobre éste santo teclado que debieran estarme eternamente agradecidos ¡Será justicia!


Sinceramente, ¿Cuántas veces se miró al espejo y se dijo Jodete por Boluda?

miércoles, 10 de febrero de 2010

Ande yo caliente y ríase la gente




La veías cada muerte de obispo, su jean tiro alto coronando generosas posaderas y la infaltable remera de lycra negra con push up al tono inventando escotes imposibles. Se tornaba invisible la mayor parte de la noche, hasta que el alcohol y la música la transformaban en la única protagonista de la velada.

Te preguntabas de donde había salido, y no podías dejar de pensar que su figura y su ritmo eran una mala copia de alguna película de Polaco. La habían integrado a ese ecléctico grupo de amigos de un día para otro y se había instalado, junto a las achuras, en ese living que hacía las veces de pista de baile, donde ella tropezaba con sus sueños de diva.

No era joven, no era vieja, te habían dejado adivinar su pasado de matrimonio desavenido, hijos y familia pontificadora. Nada te deprimía mas que verla alcoholizada y persiguiendo a los hombres presentes o saber que la noche terminaba indefectiblemente en alguna estrepitosa caída mientras se escuchaban sus balbuceos incoherentes. Era como la marabunta para los varones presentes, todos sufrían indefectiblemente la presión de sus caderas en sus entrepiernas, y vos te quedabas pasmada viendo como trataban de escapar de su calentura eterna.

Te ibas enterando de sus historias, de la noche en que se la llevo un remisero y había terminado con él, porque ningún otro le había contestado su llamado. O del cantante que regularmente le prestaba algunas horas de cama y caricias. De otros amantes pasajeros que se le animaban a sus caderas, para luego desaparecer sin dejar rastro.

No la entendías, había algo en ella que te provocaba una angustia infinita pero no querías involucrarte. Una tarde de verano, entre mate y facturas sin cumbia de fondo, desando un poco su historia y entre lágrimas trato de remendar su historia. Vos solo podías pensar que la terapia debiera ser gratuita para el género femenino y que el Litio debiera brotar de los filtros de agua.

Un día te contaron que se había tomado mil pastillas, que estaba internada, que no la dejaban ver a nadie, que la depresión la había atrapado, y que mientras se la llevaban seguía invocando nombres de antiguos amantes.

Hace unos días salió, dicen que esta mejor, que encontró al amor de su vida en el psiquiátrico, un colectivero amigo de la automedicación, un muchacho bueno que sólo está un poco confundido como ella. La imaginaste recorriendo las callecitas de Buenos Aires con su nuevo amor, escuchando a Chichi Peralta, con su jean eterno de tiro alto arañando felicididades.


Jodete por boluda si no podés mirar la historia sin sentir que se te hace añicos la boca del estómago.

martes, 2 de febrero de 2010

Gacetilla



Resulta que esto de las estadísticas me supera en curiosidad y a veces entro al coso ese que me dice cuantos lectores tenemos, cuantas visitas por día semana o mes y también - cual portero infame - nos avisa de dónde vienen los comensales y hasta que ropa traen puesta o si usan camiseta para no chivar la camisa dominguera.

El tema es que el otro día andabamos con la coequiper Blackmamba analizando como puede ser que tengamos visitantes que caen al blog buscando cosas como alquiler local en salta o que pasa si estoy tomando diva total y empiezan con secret 28? y nos dimos cuenta de que teníamos una entrada desde la pagina del premio Bitácoras 2009 en la categoría Mejor Blog de Humor (suponemos que esto es así dado que no hay una categoría que abarque el cinismo que destilamos pero vamos a pasar esto por alto).

El punto es que como somos más curiosas que vaca en alambrado nos metimos a ver qué era esa luz al fondo del pasillo y ahí fue que cada una dijo con sorpresa su eh, loquéséso? y nos enteramos de que nos nominaron con un honroso y nada despreciable puesto 88 sobre 100 disponibles, a la semana bajamos al puesto 98 y obvio que ni aparecimos entre los finalistas.

Lo que no sabemos es cuantos votos tuvimos y a la distancia de los hechos creemos que no es eso lo importante, sino que tenemos un lector/a que confía tanto en nosotras como para meternos en semejante bailongo de demostrarle al mundo que boludos somos todos.

Podemos decir entonces que hemos hecho una campaña por demás honrosa a nuetra condición de boludas ya que al no enterarnos de que participábamos no hicimos ni un mìsero mail de spam para romper los quinotos con un holis!! votame porfiss! Chauchis!; y eso que estuvimos entre los mejores 100 blogs del mundo ¡Del mundo Teté, mové la cabeza que nos estan filmando!

Parece que es un evento muy renombrado y apreciado aunque es una pena que la entrega de los premios sea en Sevilla porque al auto aún no salieron los flotadores que me aparecieron a mí en estas vacaciones y el 60 a Tigre no nos lleva; aunque no sé, mirá, porque tengo un vestidito negro que estoy reservando para la cena romántica con el Gorr que me parece que es más probable que lo use en Sevilla a que el Gorr prenda la vela.

Muchas gracias al voluntarioso seguidor/a que nos metió en el medio del baile de la conga pero ¡avisen cuando hagan estas cosas che! ¿O por si un acaso nos quieren matar de un susto? Que ya bastante que tenemos con combatir el estupor que provoca la ola de calor como para andar saltando de la silla y volcando el tereré al enterarse de estos sucesos!!


Como podrán astutamente observar lo nuestro es un estilo de vida y si nos jodemos por boludas ya es por costumbrismo.

jueves, 28 de enero de 2010

Se nos fue redepente...



Vos estabas tomando un heladito lo más piola con una pareja de amigos y el tipo se presenta lo mas digno con su saquito blanco de verano, su camisita de vestir, zapatitos acordonados prolijamente lustrados y el pelo entrecano como a vos te gusta.

Te saluda, te convida cafecitos, te sonríe, te charla, cuando te acompaña hasta tu casa te dice esas paparruchadas típicas del postulante a Bichi que te enrula la oreja: que que linda que sos, que con vos se puede hablar porque se nota que lees el diario, que cuando te sonreís se te ven mejor los dientes, que qué haces el fin de semana, que si te entretiene jugar a la payana y bla bla bla. Todo para decirte que dentro del corto plazo quiere ir a tomar unos copetines.

Accedés sin mayores contratiempos porque el helado te puso de buen humor, porque el señor te ofreció caminar del lado de la vereda y porque no te dijo que pagaras tu café.

Ya tenías todos los componentes acomodados para tomar un Negroni por algun lugar bonito de Buenos Aires cuando de repente te suena el celu y acá comienza un periplo poblado de excusas.

La primera vez te llama para contarte que le pasó un auto por arriba del empeine (¿WTF?) mientras esperaba que el semáforo habilitara el paso y tiene que estar una semana con la pata para arriba, la segunda te deja con un lo lamento mucho mascullado entre los dientes porque se le murió un amigo, la tercera se excusa tras el cansancio (lógico por cierto y te la veías venir) por estar toda la noche de sepelio sosteniéndole la mano a la viuda, la cuarta ya te hace mirar por la ventana chequeando si llueven pianos: tiene baja presión debido al exceso de reuniones laborales.

Te salió del alma, ni falta hizo que le eches la culpa de la falta de paciencia: meté las patas en una palangana con salmuera.

Te jodiste por boluda cuando al mirarle los zapatos acordonados y bien lustrados sospechaste que podía durar un round más sobre el ring.

 
JODETE POR BOLUDA © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina