jueves, 16 de julio de 2009

Divina vida



En la época de mi abuela y la de mi vieja a las mujeres las educaban para saberse el arroz con leche de memoria y poder practicarlo diariamente con la cabeza gacha; por lo que cuando yo era chiquita tenías que ser una nena buena y bien peinada.

Esto implicaba no hacer nada divertido como usar pantalones en los cumpleaños, no podías andar en bicicleta con caño, no podías volar en las hamacas porque se te veía la moma, no podías jugar a las chapitas en la calle con los varones y menos que menos hacer pis desde la terraza con tu amigo Rodolfito. Ni hablar de agarrarte a piedrazos con los vecinos, salir a andar en carrito de rulemanes con el hijo del dueño del taller mecánico de la vuelta de tu casa; olvidate de pulpear con Manolo - ese vecino que tenía como mascota un zorrino y olía como tal - y ni que ni se te ocurriese descuartizar las muñecas o cortarles el pelo de canecalón y dejarlas como modelo moderna. Tenías que ser la joyita de la casa y hacer caso, bajar la cabeza y decir si mamá o te enchufaban un tortazo que se te movían hasta las muelas del juicio que no te habían asomado aún.

La adolescencia. Todo un tema. El despertar de la curiosidad sexual. Otro tema. O el mismo dolor de cabeza para los progenitores. Las benditas preguntas.

- ¿Mamá que es un orgasmo?
- Hija, cuando tengas uno te vas a dar cuenta... es como que te explote la pituitaria.


Esa clase de respuestas eran un desvío adecuado del tema porque te tenían estudiando anatomía glandular como 2 meses y dejabas de hacer preguntas comprometidas. Las mujeres se debían casar vírgenes, para eso eran educadas, vigiladas y encerradas en el cuarto en penitencia, en el quincho a hacer deberes a la hora de la siesta, en el colegio todas las mañanas, en misa los domigos y con la Tía Teté espiando desde el balcón cuando tu novio te apoyaba contra la pared y por poco tocabas el timbre con el culo.

Pero en algún momento de tu vida te picaba el bichito de saber que era lo que pasaba abajo de la enagua cuando veías al chico que te gustaba y se te aceleraba el pulso; cuando le ibas a preguntar a tus viejos alguna cosita seguramente tu madre sentía que se le venía el corazón a la boca y te decía:

- Sos muy chiquita para andar preguntando eso - y con paso firme se iba a planchar la ropa sin darte pelota, si te quedabas rondándole te ponía a enrrollar las medias y chitón no se hablaba màs del tema.

O la otra respuesta - más marketinera:
- Sos muy madura vos para tu edad, me parece que nos vamos a tener que sentar a hablar un día de estos - lo que indicaba que ese-día-en-ese-momento no ibas a encontrar respuesta.

En mis épocas las mujeres eran putas o no lo eran. En eso se centraban todas las decisiones que tenías que tomar en tu vida. Si te casabas bien no ibas a ser puta. Si te separabas si. Si tu marido te metía los cuernos no eras puta. Si lo hacías vos si. Si no sabías cocinar pero sabías bailar seguramente ibas a ser puta.

Te mandaban a colegios de buenas relaciones donde en clase de higiene te decían que el sexo sí-o-sí te iba a embarazar; unos médicos te daban unas charlas donde te pasaban unos videos espantosos para laburarte la culpa y el miedo a lo loco al punto de que el ginecólogo se convirtió en el enemigo tras las sombras; donde si se te ocurría preguntar si un OB mini te desvirgaba te saltaban al cuello diciendo que nada debía entrar por ese sagrado orificio sin que eso (lo que fuere) te produjera la rotura del himen; nuestro actual amigo y posterior karma: la virtud.

Nunca entendiste que tenian que ver las virtudes teologales con las virtudes de la entrepierna pero son dogmas de fé a vos te decían que era creeer o reventar. Y creiste pero después reventaste ¡Gran valor el himen!

Después te enteraste que se te rompe andando en bicicleta o a caballo y te agarra el ataque por todas las vueltas a la manzana que te diste de chica y soñaste que dejas de ser virgen por culpa de un caballo desaforado que te corretea por los prados en bicicleta.

Una tarde de verano tomando un naranjín tu vieja te sentaba abajo de la glicina y te preguntaba si ya te habían explicado en el colegio lo de la menstruación. Tu papá temblaba ante el cuadro de la nena es estado de merecer. Me llevó un par de años largos saber que era lo que se merecía una por menstruar durante casi toda la vida y luego de escuchar durante décadas la pregunta acusadora ¿Estás indispuesta? o de que los hombres te digan "querida... estas insoPPPortable con tu SPM! estoy en condiciones de afirmar con total convicción que lo único que se merece una mujer que menstrúa son puteadas y vergüenza al tener que esconder las toallitas en el carrito del súper para que tu viejo o tu hermano no las vieran, o no poder meterte en el agua porque encima con tanto video del colegio no podías usar OB hasta - por las dudas - después de 3 meses de casada. Eso cuando está porque cuando no está más te tratan de veterana menopáusica.

Alrededor de los 15 años tenés tu primer novio de beso de verdad, pero cuando te quiere tocar una teta se liga un bollo feroz al grito de ¿Vos te pensás que yo soy así de fácil? Santo de mi vida, hoy en día si te lo cruzas te tendría que dar vergüenza saludarlo de la mano de tus hijos; ellos son el indicio de que lo puta que tenías en ese zaguán se te ha gastado con el transcurrir de los pañales, los ravioles con manteca de los miércoles a la noche y las sesiones frente a la tabla de planchar.

Tu primer novio de señorita fue mas o menos a una edad ya crecidita. Con suerte cumplís con el mandato familiar y no sólo es el primer bulto que manoteás sino que es el padre de tus hijos después de 8 años de noviazgo. Mal no la pasaste pero el pobre santo la remó como si fuera un vikingo con un ataque de caspa y el casco atorado tratando de romper con 18 años de tradición de manos quietas.

En honor a la verdad y gracias al falcon de asiento entero con palanca al volante - no a la Tía Teté que te corría con el virginómetro - no fuiste demasiado víctima de esta línea de pensamiento que obedece al mandato de no cogerás así se te despeguen las mediasuelas febo debido a las calenturas, pero no pudiste evitar ser parte de inconciente colectivo de las chicas de tu edad y cada vez que bailabas lento te acordabas de los videos del colegio y te agarraba el Sindrome del Mamut Extinto(freeze) mientras que al santo varón le daba el de Tu Sam (duro-duro).

Mientras transitaste la etapa investigativa te dedicaste a analizar un poco el tema este de los besos y las cosas que producen a nivel fisiológico. No la pasaste mal y descubriste que no estaba tan mal eso que te censuraron durante tanto tiempo desde el laburo subliminal de los videos del colegio y si es así al menos te planteas que en el infierno el clima y la compañía seguro son más favorables.

El tiempo pasa y tus amigas se casan, te viste mil revistas novias, ya vas por el tercer novio casi estable y se te da por el lado de creer que la felicidad perfecta es el cuento de hadas, la gota que horada la piedra de tanta monja y novena rezada, que la familia que te vendían desde la propaganda de lavarropas y planchas con madres que tienen una jarra de jugo en la mano y mil chicos alrededor cantando en rondas perfectas es lo ideal en ese mundo tan de mentiras que hasta el siempre libre se tiñe de azul y no existen las propagandas de los productos para alivar el dolor de juanetes.

Agarrá un marido laburador, añadile un par de hijos un domingo a la hora de la siesta concebidos entre 3 suspiros pequeños, agregale por gotitas una linda casa y batí bien sin pensar mucho. Cocinala durante 15 años en horno tibio - muy tibio - y te sale la Torta de la Divina Vida.

Eso si, te aclaro por si las moscas: es una torta sin huevos y sin un ápice de joy de vivre. Después no te quejés y no digas que no te avisamos y recuerda - mushasha loca - que viene con reproductor de mp3, celu de última generación, descuento en las grandes peluquerías, una vez por año vacaciones a la playa y cada quinquenio lo mismo pero en Brasil; porque no es lo mismo la caipirinha que el clericó y que los chicos rompan las caramañolas en portuñol no tiene precio.

Ellas cocinan, lavan, planchan, crían hijos, hacen las compras, lustran los pisos, limpian los baños, llevan a los chicos al cole, hacen la comida, lavan los platos, se peinan, se lustran y una vez por semana lustran al marido. Tienen todo lo que siempre ansiaron en tanto domingo en misa de patitas cruzadas, lo que siempre pusieron sobre el tapete a la hora de bailar lentos con el papafrita lleno de acné de turno. ¿De qué posible infelicidad me están hablando?

Ahh! ¿Pero es que acaso también querían tener una vida propia y digna de ser vivida? ¡Que se jodan por boludas!

23 ponen carita:

Winter dijo...

Estoy empezando a darme cuenta del porque de mi infelicidad.
Gabriela, me estoy deprimiendo!

lidiaazul dijo...

Gabriela.,primera vez que entro.Morì de risa¡,(por no llorar),pues pertenezco a esa generaciòn que se hablaba del "asunto",en lugar de menstruaciòn y que,el simple hecho de lavarte las manos,en su transcurso,podìa originarte,hasta que te vuelvas loca¡El sexo????,de la cintura para abajo,decìa mi madre,sin darse cuenta,me daba algunas licencias...despuès los hombres te dejan¡Rebelde por naturaleza,y decidida a desafiar todas las premoniciones juntas,(y por necesidades urgentes),me tirè a la pileta,lèase sexo con mi novio formal,no sin sentirme una prostituta muchìsimos años.(por supus,mi santa madre colaboraba para ello,no sin antes intuir el hecho y digerirlo¡),la nena se acuesta con el novio¡¡¡Silencio de hospital,de èso no se habla.Me casè con el susodicho,lo divorciè 5 años despuès,digo,lo divorciè xque èl no querìa,yo sì.Pero èsa ya es otra historia,màs larga, como mi vida.Hasta pronto.

Artus dijo...

Y q' le vas a hacer Gaby! Se joderán por boludas al haber nacido en esos tiempos. Andá y preguntáles a la chicas de ahora, cojen sin ningún drama :)
Eso sí tendrán otros jodete x boluda.
Si te interesa ver

Almafuerte dijo...

Artus, a mi me parece que el drama sigue.
Un poco menos pesado porque hoy los adultos abdicaron de casi todo y hasta agachan la cabeza frente a sus propios hijos, pero el tabù es eterno.

Gabriela, me parece a mì o ud. anda por la casa natal y la están persiguiendo todos los fantasmas juntos? Exorcise sin asco, eh!!!

capitanfla dijo...

O estoy hecho un putón sensible o me conmoviste hasta el fondo del alma.

Gracias por este escrito.

Stella dijo...

Ahhh, siii, es asi como decís!!
¿Sabés la cantidas de plumerazos que le tuve que dar a mi cerebro para sacar todas las telas de araña que tenía enquistadas?
La tarea es ardua, pero el resultado, bien vale el esfuerzo!!

Besooos, chicas!

nadasepierde dijo...

Es totalmente así como lo contás.
Mi madre me atosigó con todo eso... me dijo ojo con los hombres, porque todos empiezan con un beso acá, otro mas abajo y después lo único que quieren es hacer la porquería (???) y despues nadie, ninguno te va a respetar, ni siquiera tu marido!
y fuera de eso, yo hubiera tenido que estudiar para profesora, porque asi tenia vacaciones tres meses coincidiendo con la de los chicos (que no tenía. Ni novio tenía en ese entonces), y asi ganarme unos manguitos (mas no, para eso está el marido que te mantenga).
Y el contrasentido total fue mandarme a un colegio en el que te enseñaban mas que puericultura y te abrían la cabeza, pero a la hora de decidir que hacer, nena quedate en casa cuidando los chicos, lavando, planchando y cocinando, si esa es la vida de una mujer.

por supuesto hice todo alrevés, me casé a los 20 y me separé a los 21 y después me fui con un tipo a europa y cuando volví nos fuimos a vivir juntos, y estudié cualquier cosa y trabajé siempre.
Y sobre todo, no metí ideas raras en las cabezas de mis hijos, habré metido otras, pero no esas. Ellos, agradecidos!

Qué epocas aquellas!!!!

Gabriela dijo...

winter no se me deprima!! Que seguramente debe haber màs motivos para su infelicidad que una vida llena de ropa para planchar!

lidiaazul ah si! desvirtuada pero casada! Asì se hacìan las cosas. si señor!

Artus ningún extremo es bueno, la falta de respeto a la que se exponen las chicas de hoy en dia es incomensurable. Y no sòlo hablo del respeto de terceros.. hablo del respeto hacia ellas mismas. Autoestima y autovaloracìon que le dicen.

almita tengo los fantasmas haciendo cola desde hace años para tirarme de las patas a la noche jajajajaja

Capi no se que fibra le ha tocado el texto pero le puedo prestar un par de pestañas postizas si gusta.

stella viste que una anda mirando a diestra y siniestra a ver si queda algun vestigio de eso que nos inculcaron... que se yo.. yo sigo guardando el vestido de novia por si alguna sobrina se quiere casar "como se debe".

nadasepierde me imagino la cara de su madre... separada al año de casarse y encima yèndose a Parìs con un señor que la aceptase indigna y todo!

Y la idea de RAREZA es similar a la idea de JUVENTUD.... depende del punto de vista del observador.

el ángel dijo...

me pongo de pie y aplaudo, no mejor, me elevo gracias a mis alitas, y aplaudo, no me canso de aplaudir y de reir
es tal cual!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
socorro!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
yo fui criada asi! ni mas ni menos!
me quiero matar!

Mr.Halls dijo...

Ajá. Está muy claro el concepto de "chica bien peinada".
Lo que no entiendo es cómo llegaron todas esas medias rayadas a entreverarse con tanta moma.
Como siempre, un lujo leerla.
Beso.

capitanfla dijo...

Gabriela: hace rato que tengo una fantasía.
Quiero que una mujer me vista de tal y luego me desnude y me haga el amor.
Ud. sería la ideal.

¿Qué dice?

timoblog dijo...

jajajajaja

Genia Gabriela!!!!!!!!!

Gabriela dijo...

angelita parà! largà el cuchillo!! y si probas con terapia? o al menos con un yogur... que se yo... digo... pónéle.

Mr Halls me preocupan mucho màs las uñas francesitas...ojo... ahí el caso es más severo.

capi ud de chiquito no jugaba con autitos? su mamà no le daba la teta? La primera bici la heredò de su prima Martita?

timblog ay! Pero mire que cosas dice! Gracias!


salut!

capitanfla dijo...

Tiene miedito...

Gabriela dijo...

capi desde cuando el no compartir fantasìas es sinònimo de miedo?

La mia es que los señores de los PPS que aparecen lavando autos en cueros sean todos proveedores de vituallas en mi barrio.

capitanfla dijo...

:D

Mensajero dijo...

Ya nadie se enamora de su propia tragedia.
Los hombres duros han muerto, y pronto morirán las mujeres abnegadas.
No digo que sea un error, pero el hedonismo es mucho más demandante.

El Dc Felipe y YO dijo...

larguisimo!!

Lapidario..... GAbi que paso???
el viaje te hizo cabum y te pinto la nostalgia???

No se che... sera porq soy un viejito proteston pero hay muchas cosas de esa epoca que son geniales!!

se paso de la prohivicion al cuasi libertinaje y ahora estamos en una etapa mis de isteriqueo rara...
Odiable....

QUe vuelvan los lentos carajo, que vuelvan las putas definidas o las santitas incurables pero gauchitas como ninguna!!!

Basta de indefiniciones!!
jajjaa

Besotes Gabita....
Feliz NO dia del Amigo para vos y la otra delincuente de Mamba

Almafuerte dijo...

Mensajero, enamorarse de la propia tragedia? Cruz diablo, salga de ái.
Déjele el romanticismo trágico a la literatura del siglo XIX y a las novelas de Migré.

Gabriela, acepte la propuesta de Capitanfla pero haga el paquete completo (atención del hogar 24/7 durante un mes, por ejemplo) porque vestuario y sexo es lo de menos.

Mensajero dijo...

Almafuerte, pero si yo soy un hedonista consumado.
Mi alerta se debe a que no todos deberíamos calificar como tales.
Hoy cualqueira reclama status de indivíduo.
Los vulgares no deben ocupar los puestos distinguidos, no deben conducir ni convertirse en referentes.
Hablan acá arriba del libertinaje. No seré yo quién se oponga a la alegría, pero una cosa es el marqués de Sade o Nietzche con L. A. salomé, y otra Jacobo Winograd, Suller, o las adolescentes repartiendo fellatios en la disco.
Pero mi punto es que quien se lance decidida y concientemente a a una vida Yoica debe saber que las demandas emocionales serán mayores al abandonar la red contenedora de las instituciiones y convenciones. Siempre y cuando uno sea recto, porque reemplazar Iglesia por New Age o consumismo, no es hedonismo, es glamorosa esclavitud.

Mensajero dijo...

Como suele decir Claude, todos los errores escritos fueron involuntarios; destaco el imperdonable: Salomé, con mayúscula.

Almafuerte dijo...

Ahora sí, Mensajero.
Pero vivir por afuera de las instituciones - aunque sea algo muy demandante- es una felicidad más que una tragedia.

Si no, mire lo que le pasó a la señora que se jodió en esta historia. Todo por comprar una institución de prestigio, vendida con garantía y respaldo. Y era puro marketing...

Gabriela dijo...

mensajero la abnegaciòn està demodè.

almita ud si que sabe dar consejos :D

felipe lealo al mensajero y dese una vueltita por las discos de Buenos Aires... va a encontrar mucho de lo primero y pensà mientras las ves bailar esos reguetones enardecidas si se la presentarias a tu madre!
salutes

 
JODETE POR BOLUDA © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina